miércoles, 20 de agosto de 2008

El Desarrollo Tecnológico en Pereira

Hemos conocido ejemplos de desarrollo de países y regiones en las últimas décadas, reflejados en el ejercicio de prácticas exitosas con procesos articulados y visiones estratégicas. El último de ellos lo mostró Irlanda, un país europeo con problemas sociales de subdesarrollo, violencia terrorista e histórico bajo crecimiento económico. Hoy gracias a la adopción de grandes reformas estructurales y definición de estrategias claras - y por supuesto al entrar a la Comunidad Económica Europea - es el país que más crece económicamente en Europa.
Si nos dedicamos a revisar las causas del crecimiento y desarrollo económico de los países Asiáticos (Tigres Asiáticos), China e India, encontramos una variable común: le apostaron con mayores presupuestos de inversión a la ciencia, la tecnología y la innovación. Hoy las que compiten son las regiones, pero lo hacen con mayor valor agregado como elemento de diferenciación. Para lograr esto es necesario apostarle a la innovación, a la ciencia y a la tecnología. Las industrias del conocimiento son las que pueden garantizar una continua innovación en los productos y servicios que demandan los consumidores del mundo cada vez más exigentes.
Los que hemos leído el libro de W. Chan Kim y Renee Mauborgne: La Estrategia Del Océano Azul, muy de moda por estos tiempos, podemos asegurar que las empresas hoy compiten con la innovación, el conocimiento y por lógica con la gente. La diferencia competitiva en una empresa la hace la gente. Dos empresas que compiten ofreciendo al mercado los mismos productos y/o servicios, pueden tener las mismas máquinas, iguales recursos financieros, la misma tecnología, los mismos clientes, los mismos edificios, los mismos procesos, las mismas materias primas, pero nunca podrán tener al mismo tiempo la misma personas trabajando en la elaboración de sus productos o la prestación de los servicios. La gente es la que lleva el conocimiento.
Para el caso de Pereira, es urgente pensar en una estrategia que ponga como eje central del desarrollo económico la implementación de una política pública de ciencia, tecnología e innovación (recursos financieros, humanos, procesos, concertación, información, centro de investigación, voluntad política, planes, programas y proyectos).
Pereira tiene vocación y masa crítica para mostrarse al mundo como una ciudad de la innovación y el desarrollo tecnológico. Muestra de ello es el fabuloso avance de PARQUESOFT Pereira, que con los proyectos IRIS se gano el premio TICs Internacional 2007 y con BURBUJA repitió en Taiwán para el 2008, sosteniéndose en el primer lugar. La ciudad debe reconocer estos avances y concientizarse de la gran oportunidad que tiene de presentarse al país y al mundo como un municipio innovador, emprendedor que invierte en el desarrollo tecnológico.
Propongo dedicar de los presupuestos de entidades como la Gobernación, Alcaldía de Pereira, la Promotora, Área Metropolitana, CARDER, Empresas de Servicios Públicos y las Universidades Privadas, un porcentaje anual con destinación específica para crear un fondo financiero que apalanque el desarrollo tecnológico de Pereira y su región metropolitana.
Jesús Saldarriaga Gaviria
Blogger:http://jesussaldarriaga.blogspot.com

3 comentarios:

Ricardo Tribin dijo...

Jesus Arbey,

Muy buen Post dentro de un excelente blog.

Sus comentarios muy al tono con las necesidades actuales de planeacion y desarroloo

carlos felipe dijo...

la capacitacion del recurso humano en tecnologia, y la especilizacion en ciertas actividades apuntalan el desarrollo. una escuesta realizada en las principales universidades de colombia muestra que los profesionales actuales no estan capacitados para interactuar en un mundo globalizado.

Jorge Hernán Gaviria B dijo...

La innovación y la tecnología son un punto de partida para fortalecer el desarrollo local y regional. No sólo las instituciones del estado, sino también las instituciones públicas y privadas deben apostarle a esos procesos. Nuestra nueva vocación comercial y de servicio, exige procesos de renovación e innovación tecnólogica, para mantenernos a la altura de la demanda de generaciones futuras, quienes buscarán estos escenarios para el consumo.